Nobel Trump


TONI AYALA (texto)

Donald Trump acostumbra a utilizar mucho la expresión ‘fake news’ cuando quiere descalificar alguna información que le perjudica. En los últimos días, se está extendiendo la noticia de que igual aspira al Premio Nobel de la Paz y que quizás haya habido interés de Japón por presentar su candidatura dada su actuación para sofocar la crisis con Corea del Norte.

Pero, el caso es que Trump no tiene muy buena prensa para el Nobel de la Paz. A parte de la sombra del machismo que le acompaña, le están lloviendo los ataques dentro y fuera de EEUU, aunque, sobre todo, dentro. El último, el testimonio ofrecido en el Congreso por su antiguo abogado, Michael Cohen, quien aseguró bajo juramento que el actual presidente estadounidense es un racista, un mentiroso y un mafioso.

A parte, si alguien piensa en Trump para el Nobel de la Paz por apaciguar a Corea del Norte, lo cierto es que, en realidad, las dos Coreas -y sus respectivos aliados- aún no han firmado un tratado de paz propiamente dicho, sino que solo hubo un acuerdo de armisticio (1953).

Además, la cumbre entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un, celebrada en Vietnam, ha sido un fracaso, cosa extraña, dado que normalmente estas reuniones se preparan de antemano para que salgan bien y no para que nadie quede en evidencia.

Trump intentó lamer sus heridas tuiteando sobre Otto Warmbier, el joven que murió en 2017 después de haber sido torturado en Corea del Norte, donde pasó 17 meses preso. Dijo que pensaba mucho en él, que admira a su familia, pero el caso es que los padres de Warmbier le habían criticado por creer en la palabra de Kim Jong Un, quien aseguró que ignoraba el caso de este chico. Pues fue detenido en Pyongyang en 2015 durante un viaje turístico y condenado a 15 años de trabajos forzados por, supuestamente, haber arrancado un cartel de propaganda de su hotel y guardárselo como recuerdo. Casi nada.

¿Qué méritos ha hecho Trump para ganar el Nobel de la Paz? ¿No es cierto que habrá quien piense que más bien se merecería un Nobel de la Guerra? Él no sería, ni mucho menos, el primer presidente de EEUU en obtener este galardón. Sin ir más lejos, se le concedió a Barack Obama en 2009 “por sus extraordinarios esfuerzos por fortalecer la diplomacia internacional y la colaboración entre los pueblos”. ¿Se le pueden atribuir méritos parecidos a Trump?

Quizás una figura que aparentemente, por carácter, se le podría asemejar más es el expresidente estadounidense Theodore Roosevelt (1858 – 1919), quien también fue líder del Partido Republicano. Se le recuerda como un auténtico cowboy, ejemplo de masculinidad, que obtubo precisamente el Premio Nobel de la Paz por ayudar a sofocar un conflicto en la misma zona de Asia donde Trump actúa con Kim Jong Un.

Roosevelt favoreció el fin de la Guerra Ruso – Japonesa, esta sí, declarada y librada en varias batallas. De hecho, fue la primera vez que una potencia europea acumulaba derrotas contra un ejército de otro continente. Japón empezó a mostrar sus zarpas, años antes de eclosionar con la Segunda Guerra Mundial.

Pero, el caso es que Roosevelt, aún siendo republicano, es recordado también por ser un dirigente progresista, naturalista, que luchó contra los monopolios y promovió la conservación ambiental. Por su parte, Trump se mofa del cambio climático, poniéndolo a la altura de una ‘fake news’, cuando, en realidad, muchos pensarán que lo que suena más a ‘fake news’ es que este presidente de EEUU pueda ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz.


Post a Comment