Toros y toreros


TONI AYALA (texto y foto)

A Vox le fue muy bien defender a ultranza las corridas de toros y la caza en la campaña electoral andaluza. Tomó nota para las elecciones generales y ha fichado a toreros para sus listas electorales, igual que el PP. 

El Partido Popular de Pablo Casado ha incluido al torero Miguel Abellán como número 12 de la lista por Madrid en calidad de independiente. Por su parte, Salvador Vega –inactivo en las plazas de toros desde el 2015– cierra la lista de Málaga.

Por su parte, el banderillero Pablo Ciprés será el número uno de la lista de Vox por Huesca. Pero, el partido de ultraderecha ha hecho un fichaje aún más significativo, el catalán Serafín Marín, que ocupará el número 3 de la lista por Barcelona.

Serafín Marín fue el torero quien lidió con el último toro en la plaza de la Monumental antes de la prohibición de las corridas de toros en Barcelona y en Catalunya. Ahora, seguramente, podría ocupar un escaño en el Congreso.

Ahora bien, en medio de tanto torero diputado también podrían estar, por primera vez, los animalista. Efectivamente, según el último sondeo del CIS, el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA) podría obtener hasta dos diputados en el Congreso en las próximas elecciones generales del 28 de abril.

El PACMA lleva muchos años intentanto dar el salto a las instituciones. En Catalunya, en cierta manera ya lo hicieron, junto a las entidades de defensa de los animales, cuando impulsaron las campañas contra el maltrato animal que desembocaron en la prohibición de las corridas de toros. Sin duda, una normativa que acercó aún más a la sociedad catalana a las comunidades más avanzadas del mundo, donde ecologismo y bienestar animal están fuera de cualquier duda.

Y es, precisamente, en Barcelona, además de Valencia, donde los animalistas podrían conseguir por primera vez representación parlamentaria. La encuesta del CIS apunta que igual el PACMA consigue dos diputados en el Congreso.

Esto significa que Nacho Pascual, cabeza de lista por Barcelona, y Raquel Aguilar, número uno por Valencia, se convertirían en nuevos parlamentarios la próxima legislatura. Si se cumpliera esta previsión, tendría mérito, puesto que, a diferencia de la ultraderecha de Vox, el PACMA no está teniendo tanto acceso a los medios ni a los debates electorales, pese a que ambas fuerzas políticas aún son partidos sin representación en el Congreso.

Y eso quiere decir también que se podrían encontrar cara a cara animalistas y toreros en sede parlamentaria.

Si los partidarios del bienestar animal consiguen, por fin, representación parlamentaria gracias a los votos de los barceloneses y, al mismo tiempo, lo consigue el último torero de la Monumental, sin duda, sería un nuevo motivo de reflexión.


Post a Comment