Huevos de oro


TONI AYALA (texto)

En mayo de 1998, el cineasta Bigas Luna (1946-2013) preparaba el rodaje de ‘Volavérunt. El misterio’, película centrada en la figura de la Duquesa de Alba, la más rica y liberada mujer de sus tiempos.

Con esa mirada medio puesta en el siglo XIX del filme y en el siglo XX en el cual vivía, este proyecto le sirvió para augurar “el triunfo de la feminidad sobre la virilidad” en el siglo XXI.

Hace más de 20 años que el cineasta barcelonés proclamó que “el machismo ha de desaparecer”. “No es que triunfe la mujer, sino la actitud femenina sobre la actitud viril”, afirmó.

De hecho, en una entrevista en La Vanguardia, aseveró que de eso tratan sus películas ‘Jamón, jamón’ y ‘Huevos de oro’.

Javier Bardem, en ‘Huevos de Oro’.

“Somos producto de una educación femenina. En casa, en la escuela. En el colegio, el niño se da cuenta de que las niñas son más listas que él. La mujer pronto podrá comprar el esperma en una farmacia. Será autosuficiente”.

Lo cierto es que no le faltaba nada de razón. El paso de los años está confirmando su profecía, plasmada en sus películas. “La imagen del padre y de la virilidad está desprestigiada. El varón solo tiene salida a través de su propia componente femenina”.

“El ‘por cojones’, que se dice en ‘Jamón, jamón’, ha muerto. Entramos en un siglo en el que dominará esa componente femenina. Gente más sensible, aunque subsista algún monstruo. Vivimos la decadencia de la virilidad”.


Post a Comment