Desahucio exprés


TONI AYALA (texto y foto)

Después de 40 años de instauración del Régimen del 78 en España, el Gobierno socialista de Pedro Sánchez ha intentado exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos.

En realidad, tras cuatro décadas mirando hacia otro lado y tras varios gobiernos socialistas a los que no les importó para nada este tema, Sánchez ha optado por una especie de desahucio exprés del dictador.

En paralelo, el Gobierno de Sánchez también ha querido abordar otro problema, el de la vivienda, cuando en España se sigue viviendo un drama con las familias que se quedan sin techo porque no pueden pagar la hipoteca o el alquiler (cada vez más elevado, por ejemplo, en ciudades como Barcelona). 

En realidad, los juristas del sector calculan que la duración media de un procedimiento de desahucio, desde que se presenta la demanda, es de unos 4 meses. Por contra, en ocho meses de Gobierno, Sánchez no ha podido desahuciar los restos de Franco del Valle de los Caídos. Y, España, en su conjunto, ha tardado 40 años en poner este tema sobre la mesa un poco en serio.

Dicho de otro modo, en la España del avance de la nueva (y vieja) ultraderecha es mucho más rápido y fácil echar a una familia de casa que a un dictador de su mausoleo. El desahucio exprés solo sirve para los vivos y pobres, mientras que la memoria del Caudillo no se toca.

En la campaña de las elecciones generales del 28 de abril se hablará de Catalunya. También se hablará de Catalunya. Y, seguramente, también se hablará de Catalunya, además de hablar, cómo no, de Catalunya.

¿Alguién hablará de las familias desahuciadas mientras Franco sigue en el Valle de los Caídos?


Post a Comment